Felipe Armijo Román

Felipe Armijo Román

Director de Seguridad y Ordenamiento Territorial


Según lo establecido en el artículo 16 bis de la ley 20.965, “Existirá un director de seguridad pública en todas aquellas comunas donde lo decida el concejo municipal, a proposición del alcalde.

Para estos efectos, el alcalde estará facultado para crear dicho cargo y para proveerlo en el momento que decida, de acuerdo con la disponibilidad del presupuesto municipal.

Para desempeñar este cargo se requerirá estar en posesión de un título profesional o técnico de nivel superior otorgado por un establecimiento de educación superior del Estado o reconocidos por éste.

El director de seguridad pública será designado por el alcalde y podrá ser removido por éste, sin perjuicio que rijan a su respecto, además, las causales de cesación de funciones aplicables al personal municipal.

Dicho director será el colaborador directo del alcalde en las tareas de coordinación y gestión de las funciones de la letra j) del artículo 4, en el seguimiento del plan comunal de seguridad pública, y ejercerá las funciones que le delegue el alcalde, siempre que estén vinculadas con la naturaleza de su función.

La designación y remoción del director de seguridad pública deberá ser informada a la Subsecretaría de Prevención del Delito y a la intendencia respectiva. Ambos órganos deberán llevar una nómina actualizada de los directores de seguridad pública a niveles nacional y regional, según corresponda.”

De acuerdo con lo contemplado en el anterior cuerpo legal, se ha dado cumplimiento a través de reuniones periódicas del Consejo Comunal de Seguridad Pública. Este órgano se reúne desde su constitución en abril del año 2017, todos los últimos miércoles del mes.

Respecto a la Dirección de Seguridad Pública, nace en noviembre de 2019 como uno de los ejes centrales de las políticas públicas del Municipio en materia de prevención del delito, con el objetivo de entregar herramientas y recursos para que las diferentes organizaciones y vecinos de la comuna desarrollen estrategias de seguridad, las cuales deben dar respuesta a los problemas de cada localidad, mediante la focalización, la participación ciudadana y la coordinación de los servicios públicos, las policías y el Municipio.